tipo de batidora

Los 5 tipos de batidoras básicos que existen en 2024

Tener una batidora en casa permite simplificar el proceso de elaboración de batidos de frutas y verduras. Sencillamente no hay un accesorio mejor para preparar batidos, zumos, salsas o cualquier cosa que implique mezclar alimentos.

Pero dejando a un lado lo excepcional de estos aparatos, hay distintos tipos de batidoras que debes conocer y tener en cuenta antes de comprar una.

Normalmente, la mayoría de las personas optan por una batidora doméstica estándar que cumpla su función para realizar tareas básicas. Sin embargo, a veces es mucho mejor optar por un modelo más potente o de menor tamaño de lo habitual.

tipos de batidora

De esta manera, podrás aprender lo más importante sobre ellas para afrontar la compra con mayor seguridad. ¡Sigue leyendo para tener toda la información que necesitas!

  1. Batidoras de mano

batidora de mano

Cuando se trata de batidoras portátiles, no hay una alternativa mejor que las de “inmersión” o “de mano”. Como ya sabrás, su utilización es muy sencilla y prácticamente no requiere ningún esfuerzo.

Pese a ello, su funcionamiento no es automático: tendrás que meter las cuchillas en aquello que quieras batir.

Aquí tienes algo más de información al respecto:

Diseño

El diseño de estos tipos de batidoras está formado por un mango con el que sujetas y controlas el aparato, y una cuchilla situada en su extremo inferior. Normalmente, esta cuchilla suele estar parcialmente cubierta por una pieza de plástico o metal con el fin de evitar problemas indeseados durante su uso.

Estas batidoras suelen estar hechas completamente de plástico o de acero inoxidable. De todas formas, como suelen ser diseños ligeros, la mayoría de los modelos que encontrarás en el mercado están hechos de plástico.

Facilidad de uso

Una batidora de mano te proporciona la oportunidad de moverte libremente por la cocina, sobre todo si te haces con un modelo sin cables. Incluso hay algunas que vienen con varios accesorios que se pueden usar en lugar de la cuchilla, de manera que puedas obtener distintos resultados dependiendo de tus necesidades.

Para usar una de estas batidoras, sólo tendrás que apretar un botón o seleccionar el nivel de potencia, y la máquina hará su trabajo.

En este sentido, te puedes imaginar que estás usando un cortacésped, sólo que con un diseño más pequeño y para triturar la comida: así de fácil resulta su uso.

Limpieza

La limpieza de estos tipos de batidoras tampoco lleva mucho tiempo. Sólo tendrás que usarla en una cacerola llena de agua con jabón y se limpiará en cuestión de segundos.

Luego, sólo tendrás que pasar un paño para eliminar cualquier residuo (en caso de que lo haya), y ya la tendrás lista.

Aplicaciones

Estas batidoras son perfectas para cualquiera que quiera ahorrar tiempo a la hora de ponerse a usarlas (muchos modelos son inalámbricos) o que quiera un modelo más fácil de usar que otros tipos de batidoras.

A los amantes de la repostería les encantan porque ofrecen una manera sencilla de mezclar cantidades pequeñas de ingredientes. Sin embargo, las ventajas que proporcionan pueden resultarle útiles a cualquiera.

Gracias a estos aparatos podrás hacer infinidad de preparaciones: desde montar claras a punto de nieve hasta elaborar un delicioso chocolate con leche de postre, pasando por unos huevos revueltos sin tener que usar un tenedor.

Sencillamente no hay límites en cuanto a lo que puedes hacer con una de estas máquinas.

  1. Batidoras de inmersión profesionales

batidora profesional

Es posible que la mayoría de la gente diga que una batidora profesional de inmersión es igual que una de mano.

Pero lo cierto es que no es así. Aunque es posible que tengan el mismo aspecto y que se usen casi para lo mismo, en realidad tienen varias diferencias importantes.

En general, se trata de batidoras grandes y algo difíciles de usar que no encontrarás con tanta facilidad.

Son especialmente útiles para cocineros profesionales y para usos semi-industriales. A continuación te explico más cosas sobre estos tipos de batidoras:

Diseño

Estas máquinas están pensadas sobre todo para un uso intensivo, por lo que utilizan materiales de la más alta calidad que podrás encontrar: desde acero inoxidable hasta titanio, existe una gran variedad de modelos a tener en cuenta dependiendo del uso concreto.

Sin embargo, en general su longitud oscila entre 30 y 60 centímetros, o incluso un poco más.

En este sentido, el mango es bastante largo, la potencia del motor suele ser enorme y normalmente hay distintos controles para variar la velocidad.

Facilidad de uso

La mayoría de las batidoras de inmersión profesionales utilizan un mango revestido de goma para mejorar el agarre. Esto permite utilizar estas máquinas de forma segura para evitar cualquier tipo de accidente.

De hecho, hay incluso modelos con dos asas, una a cada lado, como si se tratara de un martillo neumático. Sin embargo, en lugar de usarse para romper es asfalto, se utilizan para batir grandes cantidades de comida.

En general, estos tipos de batidoras son razonablemente fáciles de usar. Sin embargo, exigen un mínimo de experiencia para evitar los accidentes provocados por su peso y su gran tamaño.

Limpieza

Limpiar una de estas batidoras no es tan sencillo como pudiera parecer. Esto se debe a que suelen ser enormes, por lo que es necesario limpiar correctamente más partes.

Por lo tanto, al contrario de lo que ocurre con otros tipos de batidoras, no podrás meterlas hacerlas funcionar en una cacerola llena de agua. En vez de eso, tendrás que limpiarlas directamente usando un paño o aclarándolas bien con agua.

Aplicaciones

Como dije antes, son útiles sobre todo en cocinas profesionales y entornos industriales.

De esta forma, una batidora profesional de inmersión resulta una opción perfecta en cualquier lugar en el que resulte fundamental batir varios kilos o litros de algo.

Pese a ello, los modelos de 30 centímetros pueden funcionar con la misma rapidez y eficacia que las batidoras de mano de cara a la preparación de batidos, sopas, salsas y mucho más.

  1. Batidoras de vaso individuales

batidora de vaso individual

Una batidora de vaso individual resulta perfecta para quienes anden con prisas y sólo necesiten un pequeño batido para ponerse en marcha por las mañanas.

Son más pequeñas que la mayoría de los tipos de batidoras, pero su diseño es bastante parecido.

La mayoría de las personas tienen estas batidoras porque permiten ahorrar espacio o dinero, o bien porque quieren algo para preparar de forma rápida sus bebidas y salsas favoritas.

Diseño

Estas batidoras pueden ser tan pequeñas como te imagines. De hecho, muchas veces tienen vasos de sólo un tercio de litro.

Por lo tanto, te permitirán preparar una salsa o un batido pequeño que te proporcionará energía para todo el día. Además, este diseño permite que cualquiera que tenga un piso pequeño o una cocina diminuta pueda ahorrar un montón de espacio.

Facilidad de uso

Su uso es muy sencillo, ya que utilizan un mecanismo con el que sólo hay que apretar para batir. De esta forma, lo único que tienes que hacer es colocar la tapa con la cuchilla en el vaso, unirlo a la base y la batidora estará lista.

Luego, sólo tendrás que presionar el vaso hacia abajo y la base debería hacer que las cuchillas giren a gran velocidad. Esto permitirá realizar un proceso de batido rápido que les encantará a las personas que quieran ahorrar tiempo.

Limpieza

La ventaja de estos tipos de batidoras es que los vasos son del tamaño perfecto para poder llevarlos a cualquier sitio.

De hecho, ni siquiera tendrás que quitarles la tapa antes de salir de casa. Y eso hace que el proceso de limpieza sea pan comido.

De esta manera, no tendrás que limpiar nada hasta que vuelvas a casa o hasta que te termines la bebida: sólo tendrás que batir y salir de casa.

Aplicaciones

Con una batidora de vaso individual podrás preparar casi de todo, incluyendo batidos, granizados y muchas cosas más. Resultan prácticas incluso para preparar salsas, moler granos o frutos secos, y a veces incluso para picar verduras.

Ahora bien, como la mayoría de los vasos sólo permiten preparar una o dos raciones, es poco probable que llegues a usar estos tipos de batidoras para preparar grandes cantidades de comida o bebida.

Por lo tanto, lo más probable es que sólo las utilices para porciones pequeñas.

  1. Batidoras de vaso normales

batidora de vaso normal

No hay nada que supere a las batidoras de jarra o vaso normales a la hora de ofrecer la máxima capacidad posible.

Además, son increíblemente fáciles de usar, y proporcionan suficiente potencia para cualquier tipo de aplicación.

También es posible afirmar que resultan ideales para hogares con suficiente espacio en la cocina. No sólo eso, sino que hay modelos que vienen con jarras adicionales para disponer de mayor capacidad.

No obstante, aquí tienes una explicación más detallada de lo que ofrecen estos tipos de batidoras:

Diseño

Podrás encontrar estas batidoras con distintos diseños y una amplia variedad de características. Sin embargo, en general son suficientemente grandes como para afrontar la mayoría de situaciones en las que es necesario batir algo en un hogar.

Hay algunos modelos que pueden ser tan pequeños como una batidora de vaso individual, pero sin llegar a ser tan prácticas. Por contra, también pueden ser enormes, pero bastante caras y difíciles de limpiar.

Facilidad de uso

La ventaja de estas batidoras es que son muy fáciles de usar. De hecho, destacan entre otros tipos de batidoras porque son las más adecuadas para un uso doméstico.

En el mercado podrás encontrar batidoras con botones y reguladores sencillos que te permitirán elegir distintos niveles de potencia, y todo ello con un proceso de instalación muy sencillo.

La mayoría de las veces sólo tendrás que enroscar la cuchilla en el fondo de una de las jarras y colocarla en la base. A continuación, deberás fijar la jarra, añadir los ingredientes y empezar a batir como prefieras.

Limpieza

Estos tipos de batidoras están entre las más difíciles de limpiar. Al tener una jarra grande y una base extraíble con las cuchillas, lo más probable es que tengas que dedicar varios minutos a limpiar una de estas batidoras.

Sin embargo, si buscas bien, es posible que encuentres algunos modelos que incluyen funciones de limpieza automática y con los que sólo tendrás que agregar un poco de agua con jabón para acabar con la mayoría de los residuos.

Pese a ello, normalmente seguirás necesitando algunos paños de papel para lograr una limpieza completa.

Aplicaciones

Estas batidoras son electrodomésticos muy habituales y se usan sobre todo para preparar zumos y batidos. Su diseño de gran tamaño hace que sean adecuadas para casi cualquier cosa que suponga más de una o dos raciones.

Por lo tanto, estas batidoras serán capaces de preparar casi cualquier cosa que te propongas: desde salsas para pasta hasta pequeñas cantidades de cremas, pasando por sencillas bebidas de verduras.

Aunque por supuesto, todo dependerá del modelo que elijas.

  1. Batidoras de vaso profesionales

de vaso profesional

También conocidas como batidoras especiales, estas extraordinarias máquinas son parecidas a las batidoras de vaso normales, pero con más potencia y un diseño algo más grande.

La mayoría de los cocineros prefieren estos tipos de batidoras debido a la potencia y eficiencia que ofrecen. Y por supuesto, la cantidad de opciones que permiten hace que siempre sean capaces de proporcionar el rendimiento perfecto según tus necesidades.

A continuación te explico algunos detalles adicionales:

Diseño

No hay muchas personas que necesiten de verdad una de estas máquinas en sus casas. Ése es el motivo por el que el diseño se centra en ofrecer un mayor tamaño y también una mayor sencillez de uso.

Normalmente las encontrarás con jarras de al menos un litro y medio de volumen. Por lo tanto, dispondrás de suficiente capacidad como para preparar una gran cantidad de cualquier cosa.

Aparte de eso, también suelen incluir varios botones y selectores. Ése es el motivo por el que se las considera especializadas, ya que facilitan la tarea de encontrar el modo ideal para batir.

Facilidad de uso

Estos tipos de batidoras pueden ser un poco más difíciles de manejar que las que se usan típicamente en un hogar. El motivo es que suelen disponer de más niveles de potencia y modos de uso para poder afrontar todo tipo de tareas.

Sin embargo, en general son lo bastante sencillas como para que la mayoría de la gente pueda usarlas.

Sólo tendrás que enroscar la tapa inferior a la parte inferior de la jarra, colocar ésta en la base, verter los ingredientes, cerrar la tapa y encender la máquina. Así de fácil es su uso, como el de las batidoras de vaso normales.

Limpieza

Debido a su gran tamaño, la limpieza puede llegar a ser algo difícil. Sin embargo, no deberías tardar más de unos pocos minutos en acabar con todos los residuos sin mayor problema.

Al igual que lo que ocurre con las batidoras domésticas, algunas incluyen una función de limpieza automática que facilita dicha tarea.

Así que si tienes la oportunidad, opta por uno de estos modelos.

Aplicaciones

Con una de estas batidoras podrás triturar cualquier cosa: desde frutas a verduras pasando por los bloques de hielo más duros. Sin embargo, quienes saben de verdad para qué sirven estos tipos de batidoras las usarán para batir grandes cantidades de alimentos.

De hecho, la potencia que ofrecen hace que resulten ideales para restaurantes en los que los cocineros necesiten triturar hierbas y verduras para preparar salsas.

El sistema que utilizan asegura que todos los ingredientes que haya en el interior de la jarra acaben triturándose por completo.

En este sentido, no cabe ninguna duda de que son más útiles en entornos profesionales que en hogares. Pese a ello, funcionarán en cualquier lugar sin ningún problema.