aparato de aire acondicionado delante de fondo blanco

Los dos tipos de aire acondicionado y cuál comprar en 2024

Oye, ¿quieres saber qué tipos de aire acondicionado existen? Mira esta guía comparativa.

Pero antes que nada, como siempre hacemos, pregunté a los lectores que habían comprado uno en los últimos meses para que puntuaran el suyo según la calidad.

Estos fueron los 2 aires acondicionados más votados por nuestros usuarios.

Bestseller No. 1
Cecotec Aire Acondicionado Split AirClima 9000 Smartfresh. 9000 BTU, Motor DC, Bomba de Calor, Mando a distancia, Pantalla LED, Sistema Inverter, 5 Modos, 8 Velocidades, Cobertura 16 m2
  • Aire acondicionado de split con una gran capacidad de enfriamiento de 9000 BTU equivalentes a 2250 frigorías. La bomba de calor del aire acondicionado...

A tener en cuenta

Dependiendo de la zona en la que vivas, puede llegar a ser raro que encuentres una casa que no necesite algún aparato de aire acondicionado durante el verano.

De hecho, en las regiones más calurosas la mayoría de las viviendas disponen de alguno de estos dispositivos.

Tipos de aire acondicionados

Ten en cuenta

Obviamente existen más de 10 tipos de aire acondicionados entre los que puedes elegir. La elección de un modelo concreto dependerá de lo grande que sea tu casa o tu apartamento.

Esto te permitirá determinar si necesitas un sistema de aire centralizado o un sencillo acondicionador de aire portátil.

Así que a continuación te explicaré cuáles son los distintos tipos de aire acondicionados para que así puedas elegir el mejor para ti.

Para todos ellos indicaré las potencias habituales (en frigorías) y el rango de precios en los que suelen moverse.

Cuando tomes una decisión sobre el tipo de aire acondicionado más adecuado para tu casa, piso o habitación, debes tener en cuenta el consumo de energía.

Los modelos más potentes de 7.500 frigorías pueden disparar tu factura de la luz, mientras que los aparatos menos potentes de 1.000 frigorías pueden hacer que termines sudando en pleno verano.

Así que debes elegir el modelo que más se adapte a tus necesidades de entre los distintos tipos de aire acondicionados.

Dos tipos de aire acondicionados

El principio de funcionamiento básico de un aparato de aire acondicionado es bastante sencillo de entender.

Estos dispositivos tienen dos conjuntos de bobinas metálicas: la primera recoge el calor de tu casa y la segunda lo dispersa hacia el exterior.

La clave está en el refrigerante, que es una mezcla de líquidos que transfiere el calor entre los dos conjuntos de bobinas.

Según esto, hay dos tipos principales de aparatos de aire acondicionado:

Aire acondicionado independiente

Aire acondicionado portatil con sistema split

Independientes (1 dispositivo)

Por ejemplo, los aires acondicionados portátiles, los de ventana y los montados en el suelo.

Sistemas split (2 dispositivos)

Por ejemplo, los sistemas de aire centralizado, los aparatos de pared y los de techo.

Modelos independientes (5 tipos distintos)

Varios aire acondicionados

En el caso de los modelos independientes, las dos bobinas están situadas dentro de un único dispositivo (normalmente ubicado dentro de la casa). Estos tipos de aire acondicionados son:

  • Más fáciles de instalar y de desplazar (sobre todo las unidades portátiles).
  • Más baratos.
  • Pueden ser más ruidosos (el compresor está situado dentro de casa).
  • Tienen menos capacidad en comparación con los sistemas split.
  • Siempre necesitan un conducto de aire que salga por una ventana o una puerta corredera. El motivo es que el aire caliente debe ir a alguna parte.

Pero por encima de todo, los modelos independientes son cómodos. Así que a continuación tienes cinco tipos de aire acondicionados monobloque:

Aires acondicionados portátiles (rango de precios: 200 € – 800 €)

Aire acondicionado portable

Los sistemas portátiles de aire acondicionado son los más populares del mercado, sobre todo para calentar habitaciones, y es fácil entender el motivo.

Rápidas y baratas

Así que si necesitas enfriar de forma rápida, barata y sin complicaciones, las unidades portátiles son justo lo que necesitas.

No hace falta que los montes o los instales de forma fija en una habitación en concreto.

Como siempre disponen de ruedas, podrás moverlos con facilidad por la casa como si se tratara de una aspiradora.

Además, también son bastante pequeños. Su capacidad suele ir desde las 1.250 hasta las 3.750 frigorías.

Para poner las cosas en perspectiva, un aparato de 2.500 frigorías es suficiente como para enfriar un espacio de unos 40-45 metros cuadrados.

La desventaja es que para mover el aparato también tendrás que mover el tubo del aire. Este conducto sirve para expulsar el aire caliente fuera de la casa.

Por ese motivo, todos los aparatos portátiles de aire acondicionado incluyen un conducto (con un diámetro de 10-13 centímetros) que puede llegar a una longitud de tres metros.

Cuando “aparques” el aparato de aire acondicionado portátil en una habitación, tendrás que conectar el tubo al dispositivo y sacar el otro extremo por una ventana o una puerta corredera.

En general, dispondrás de bastantes opciones a la hora de elegir el tipo adecuado de aire acondicionado portátil.

Opción versátil

De hecho, es posible comprar uno realmente bueno por menos de 500 euros.

Por lo tanto, es la opción más versátil de entre los distintos tipos de aire acondicionados.

Aires acondicionados de ventana (rango de precios: 100 € – 600 €)

Aire acondicionado instalado en ventana

Se trata de otra de las opciones más populares del mercado. Todo el aparato está contenido dentro de una única carcasa, la cual está montada en una ventana o atravesando una pared.

Diseño ingenioso

Si lo piensas bien, es un diseño bastante ingenioso: una parte del aparato está apuntando hacia el interior, mientras que la otra queda por fuera.

Por lo tanto, no necesitarás dos dispositivos o uno con un tubo para el aire.

Así que los aparatos para ventana son bastante únicos entre los distintos tipos de aire acondicionados. Obviamente, no todo son ventajas.

Si quieres instalarlo en la pared, ésta no debe tener un grosor superior a unos 20 centímetros.

El motivo es que las paredes gruesas suelen dificultar el flujo de aire, por lo que se reducirá la eficiencia energética con respecto a otros tipos de aire acondicionados.

En comparación con los sistemas split, los aires acondicionados de ventana son más asequibles y fáciles de instalar.

Algunos modelos avanzados ofrecen una función de calefacción además del efecto refrescante. Por otra parte, también es habitual encontrarlos con mandos a distancia.

Aires acondicionados de pared (rango de precios: 300 € – 1000 €)

Aire acondicionado grande

Los aparatos montados en pared son dispositivos de nicho. Su instalación es relativamente fácil ya que no necesitan unidades exteriores.

Ten en cuenta

Resultan perfectos para personas que vivan en edificios más antiguos que se calienten mucho durante los meses del verano y que no permitan instalar unidades externas.

En estos casos, la opción ideal a usar entre los distintos tipos de aire acondicionados sería un sistema split potente.

Sin embargo, no suele ser habitual que en los edificios más antiguos se permita instalar dispositivos de aire acondicionado en los muros exteriores.

Pero lo que sí puedes hacer es montar el aparato en la pared interior. Para ello, tendrás que usar unos soportes resistentes y realizar la instalación en la posición más elevada posible.

Además, tendrás que pasar 2 tubos de aire a través de la pared situada detrás del aparato, para así expulsar el aire caliente hacia fuera.

Ayuda profesional

Obviamente, para realizar la instalación necesitarás ayuda profesional.

Los aires acondicionados para montar en la pared suelen ser un poco más grandes.

Además, si los haces funcionar continuamente al 100%, la pared que está detrás de ellos puede llegar a calentarse bastante.

No sólo eso, sino que los dos conductos de aire que dispersan el calor hacia fuera pueden llegar a calentarse mucho si no tienes cuidado.

Los aires acondicionados montados en pared que incorporan un calefactor pueden ser más caros, pero te proporcionarán una fuente de calefacción durante el invierno además de aire fresco durante el verano.

Aires acondicionados de suelo (rango de precios: 200 € – 800 €)

Aire acondicionado de suelo

Los aparatos de aire acondicionado montados en el suelo son bastante parecidos a los que se montan en la pared.

Única diferencia

En general, la única diferencia es que (como habrás adivinado), los de suelo se montan en el suelo en lugar de en la pared.

Este tipo de aire acondicionado también tiene dos tuberías de metal que pasan a través de la pared para expulsar el aire caliente.

Sin embargo, cada vez son menos habituales y se están quedando obsoletos. Esto es algo raro, porque en realidad son eficientes desde el punto de vista energético.

En cualquier caso, ocupan un montón de espacio y no se pueden guardar durante los meses de verano como ocurre con los aparatos portátiles.

Podrás encontrarlos en edificios más antiguos pero, sinceramente, ningún arquitecto decente los incluirá en sus diseños del siglo XXI.

Spot coolers para barcos y aviones (rango de precios: 1000 € – 4000 €)

Spot cooler azul

Estos aparatos de gran tamaño sólo son útiles para personas que tengan un barco, o incluso un avión.

Capacidad

Los spot coolers suelen tener una capacidad de más de 7.500 frigorías, lo que te permitirá refrescar un barco de tamaño medio.

Los menciono porque son bastante únicos dentro de los distintos tipos de aire acondicionados.

Los spot coolers son portátiles y se pueden “aparcar” en la cubierta de un barco (el lado caliente).

Sin embargo, la mayoría de los aparatos de aire acondicionado se colocan en el interior (el lado frío).

Los spot coolers disponen de dos o más tuberías que se introducen en el barco y succionan el aire caliente a la vez que introducen el aire frío.

Modelos con sistemas split (5 tipos diferentes)

Los aires acondicionados con sistemas split se componen de dos módulos.

Interior y exterior

Dentro de la casa se coloca un módulo más pequeño y con un diseño más atractivo, mientras fuera se instala el módulo más grande, ruidoso y feo.

Esto quiere decir que la bobina de enfriamiento está situada dentro de tu casa, mientras que tanto la bobina de calentamiento (que dispersa el calor) como el compresor están fuera de la vivienda.

Estos tipos de aire acondicionados presentan varias ventajas:

  • Son muy silenciosos (porque el compresor está fuera).
  • Tienen una gran potencia.
  • Pueden refrescar tu casa de forma rápida y eficiente.
  • El módulo interior suele ser más pequeño y tiene un aspecto más atractivo.
  • No hace falta instalar conductos de ventilación como ocurre con los modelos de un único módulo.

Obviamente, las tres principales desventajas son el precio más elevado, la instalación más complicada, y que tienes que colocar el módulo exterior en algún lugar junto a tu casa.

Pero por encima de todo, los aires acondicionados con sistema split son excepcionalmente capaces de enfriar toda tu casa.

A continuación te explico cuáles son los principales tipos de aire acondicionados con sistema split:

Aires acondicionados centralizados (rango de precios: 500 € – 8000 €)

Aire acondicionado centralizado

Estos sistemas con bombas de calor son una solución integral para una vivienda, y también son la opción más popular del mercado.

Red de conductos

Están compuestos de una red de conductos de aire que se pueden llevar a cualquier habitación de una casa o apartamento.

Por lo tanto, se puede decir con seguridad que los aires acondicionados centralizados son los más difíciles de instalar pero los más fáciles de usar.

Los sistemas de conductos de aire normalmente vienen ya instalados en las viviendas de nueva construcción.

Así que si buscas un sustituto para tu aparato actual, los aires acondicionados centralizados son una magnífica opción.

Ahora bien, el proceso de instalación es farragoso y puede costarte más de 10.000 euros debido a que hay que romper los techos y atravesar paredes.

Fáciles de usar

Los aires acondicionados centralizados (a veces también llamados “de aire canalizado”), utilizan una combinación de módulos interiores y exteriores, y son muy fáciles de usar.

El elemento central es un módulo que se coloca en el exterior, normalmente unido a la casa o en un patio trasero.

Obviamente, para instalar los conductos de aire necesitarás la ayuda de un experto.

Por otro lado, si ya tienes una unidad centralizada de aire acondicionado, también podrás consultar a un experto para saber cuál es la mejor opción para sustituirla.

Por lo tanto, instalar un sistema de aire acondicionado centralizado no es precisamente un proyecto de bricolaje sencillo.

Aires acondicionados de pared y de suelo (rango de precios: 400 € – 3000 €)

Aire acondicionado pared

Los aparatos de aire acondicionado montados en la pared o en el suelo pueden ser independientes o con sistema split. Obviamente, los sistemas split son una opción más natural.

Dos bobinas

El motivo es que tendrás una bobina dentro de casa que absorbe el calor del interior y otra bobina fuera de la vivienda que se encargará de disipar el calor hacia el exterior.

Por lo tanto, en la mayoría de los casos tendrás que ver (y oír) los módulos interiores de los aparatos de aire acondicionado montados en la pared o en el suelo.

Sin embargo, los módulos de un sistema split suelen ser más pequeños, más atractivos y, sobre todo, más silenciosos.

Esto se debe a que el compresor (la pieza que genera la mayor parte del ruido) está situada en el módulo colocado fuera de la casa.

De esta forma, no es raro tener un aire acondicionado con sistema split y una capacidad de 4.000 frigorías que sea más silencioso que un aire acondicionado portátil de 1.500 frigorías.

Ten en cuenta

Una ventaja de estos tipos de aire acondicionados es que puedes conectar dos o tres módulos interiores a un único módulo exterior (un generador con ventilador y compresor).

En la práctica, esto supone que puedes tener tres unidades dentro de casa (digamos que de 2.000, 3.000 y 4.000 frigorías).

Sin embargo, fuera tendrías un único generador más grande y ruidoso.

Un sistema como éste tendría una capacidad de 9.000 frigorías, lo que sería imposible de alcanzar con los aparatos independientes.

Aires acondicionados de techo (rango de precios: 1000 € – 10000 €)

Aire acondicionado de techo

Estos tipos de aire acondicionados son los más adecuados para espacios de oficina. El aparato se instala en el techo (colgado del mismo) y se une a unos conductos de aire invisibles que recorren el edificio.

Gran potencia

La principal ventaja de los aires acondicionados de techo es que tienen un diseño atractivo y una potencia elevada.

En pocas palabras, normalmente tienen un aspecto con un estilo moderno que no destaca con respecto a la pared o al suelo, y además poseen un aspecto caro (de hecho, son caros).

Lo único que sobresale del techo son las rejillas de ventilación. La otra parte de este sistema es donde reside su potencia.

Como el flujo de aire se conecta a un sistema centralizado, uno de estos aparatos puede llegar a sustituir a hasta 5 dispositivos de ventana y a hasta 7 aires acondicionados portátiles.

Teniendo en cuenta su posición, la dirección del aire frío es vertical en lugar de horizontal.

En este sentido, la mayoría de los otros tipos de aire acondicionados se montan en la pared, por lo que generan una “brisa lateral”.

Sin embargo, cuando te coloques debajo de un aire acondicionado de techo, notarás una “brisa descendente”.

Aires acondicionados portátiles con sistema split (rango de precios: 300 € – 1000 €)

Aire acondicionado sistema split

Por motivos obvios, los aires acondicionados portátiles están dominando cada vez más el sector de la climatización.

Se trata de dispositivos portátiles, baratos y también razonablemente potentes.

Potentes y silenciosos

En comparación con los modelos independientes, los aires acondicionados portátiles con sistema split son más potentes y generan menos ruido.

Esto se debe a que el generador se coloca fuera de la casa.

Por lo tanto, el compresor no está situado en el módulo interno del aparato de aire acondicionado.

Como regla general, los modelos de aire acondicionado con sistema split son más potentes, pero suelen ser más complejos y caros.

El aumento de precio con respecto a un aparato independiente puede ser de unos pocos cientos de euros, pero a cambio prácticamente puedes llegar a duplicar la capacidad.

Elige el tipo de aire acondicionado que se ajuste a tus necesidades

Hombre encendiendo aire acondicionado

A la hora de elegir entre los distintos tipos de aire acondicionados, no hay mejor consejo que éste: “elige el tipo que necesites”.

Hay personas que se gastan 10.000 euros en un aire acondicionado centralizado, aunque podría serles suficiente con un aparato portátil de 1.500 frigorías.

Por otro lado, hay quienes se compran un aire acondicionado portátil de 1.500 frigorías para refrescar una casa de 500 metros cuadrados en una zona calurosa.

Considera tus necesidades

Lo más importante de elegir el tipo más adecuado para ti es ser realista en cuanto a la potencia (frigorías) que necesitas.

Lo siguiente es determinar el nivel ruido que quieres que tenga, además de decidir si estás preparado para hacer agujeros en las paredes o para instalar un dispositivo exterior.

En todos los casos, ser realista te ahorrará un montón de problemas (es decir, de sudor y dinero) cuando se aproxime el verano.