material encuadernación

Material de encuadernación: ¿qué necesitas comprar en 2024?

Hay un montón de materiales, herramientas y accesorios para encuadernar libros. En este artículo analizaremos muchos de ellos.

Lo que encontrarás aquí, es más bien una encuadernación artesanal, porque recuerda que tienes máquinas de encuadernar que te lo harán mucho más rápida. Pero aquí, seguimos con lo artesenal para que veas todo lo que necesitas.

Eligiendo material de encuadernación de calidad

El proceso de encuadernación de un libro necesita muchos materiales básicos como papel, hilo, cinta, cartón y tela. Todos estos productos están disponibles en el mercado con distintos niveles de calidad.

material encuadernación

Por lo tanto, sólo deberías usar el material de encuadernación de la mayor calidad, ya que en caso contrario cabe la posibilidad de que no consigas un buen resultado, lo que haría que malgastases tu tiempo y tu esfuerzo.

El material de encuadernación de calidad puede ser caro, pero eso no debería importar demasiado porque encuadernar un único libro requiere muy poca cantidad de material. Por lo tanto, si compras dicho material una vez, podrás usarlo para encuadernar varios libros.

Tengo que decir que yo mismo tengo un kit de material de encuadernación favorito…

Bestseller No. 1
Kits de herramientas de encuadernación, 25 piezas de kit de manualidades DIY Herramientas de costura premium para cuero, libros hechos a mano para libros hechos a mano
  • 1. Contenido del paquete: 10 agujas de ojo grande, 4 hilos encerados, 4 clips de carpeta, 1 punzón, 1 cortapetes, 1 anillo de dedal, 2 tiras de papel para...

Aún así, si quieres saber bien lo que estás haciendo, será importante que vayamos por partes.

Papel

Cuando vayas a comprar material de encuadernación, podrás encontrar papel de muchos tipos adecuados para encuadernar. El papel telado (que es papel elaborado con cierto porcentaje de fibras de algodón, normalmente alrededor del 25%) es una buena opción en lugar del papel de pulpa de madera, ya que no se amarillea y posee una mayor durabilidad. Mi favorito es el siguiente:

Bestseller No. 1
Wanderings Papel Blanco A5 Hecho a Mano con Borde Crudo - 15x21cm - Paquete de 50 - Papel para Acuarela/Técnica Mixta - Invitaciones de Boda, Tipografía, Tarjetas de Felicitación - Grueso 150 GSM
  • ✔️ Elaborado a mano con algodón al 100%, de 21x13cm, nuestro papel texturizado representa una alternativa inspiradora al papel común, confeccionado...

Ahora bien, si vas a encuadernar un libro en blanco, entonces es preferible papel de mecanografía de entre 0,4 y 0,5 milímetros.

Para las guardas, se puede usar papel (que puede ser importado) de cualquier tono, como blanco, crema, gris o marfil. Además, es posible usar el mismo tipo de papel para las cubiertas y las fundas.

papel algodón

En el caso de la cubierta, debería estar hecha de papel de peso medio que sea lo bastante resistente y flexible como para soportar los dobleces y el pegado, además de que pueda hacer de bisagra.

También debería ser de un tono atractivo, de manera que cualquier diseño elaborado con él tenga un aspecto bonito y llamativo.

Cinta

La cinta de encuadernación está hecha de lino, algodón o poliéster. En ningún caso deberías usar cinta de poliéster, ya que no es lo bastante fuerte como para soportar la encuadernación. Por lo tanto, idealmente deberías usar cinta de lino o de algodón, aunque ambas tienen sus desventajas. En concreto, la cinta de algodón tiene una mayor flexibilidad, lo que facilita el pegado.

Mi favorita:

Bestseller No. 1
BELLE VOUS Cinta Tela Adhesiva Encuadernación Reparar 5 cm x 13,6 m - Cinta Adhesiva Negra Premium para Encuadernar y Sellar – Cinta Resistente Libre de Acido para Manualidades
  • CINTA DE TELA DE ALTA CALIDAD: Esta cinta negra adhesiva mide 5 cm x 13,6 cm. La cinta es resistente y está diseñada para mantener sus libros en perfecto...

Por otro lado, el lino es más resistente y duradero que el algodón, pero es menos flexible. Muchas veces es necesario pegarlo dos veces para lograr el resultado necesario. En mi caso, siempre uso cinta de lino.

cinta encuadernar

A la hora de comprar material de encuadernación, podrás encontrar cinta de varios tamaños. En general, la cinta de 0,6 y 1,3 centímetros es adecuada para la mayoría de los usos. En algunos casos, también puede ser necesario usar cinta de 1 centímetro.

Hilo

El hilo usado como material de encuadernación debe ser resistente pero lo bastante suave como para que no corte ni rasgue el papel de las signaturas. Eso debilitaría la encuadernación, y haría que no llegue a durar demasiado. El que compro yo es el siguiente:

Bestseller No. 1
Set de hilos de bordar de 5 metros en 100 colores distintos: LIVAIA
  • 🧵 GRAN VARIEDAD de colores en este set de bordado ideal para aficionados y profesionales. Hemos elegido cien colores distintos. Cada color con una...

Un hilo que posee todas estas cualidades es el hilo de lino, pero no se encuentra con facilidad en las tiendas. Por lo tanto, un buen sustituto es el hilo de algodón de los números 16 y 25 que se puede comprar en las mercerías.

También se puede usar hilo para alfombras y botones del número 18. Además, en la mayoría de los casos servirá un hilo del número 50, el cual se suele utilizar para coser ropa.

hilo

Antes de coser, es recomendable encerar el hilo para evitar que se retuerza. Esto también refuerza los nudos y prolonga la duración del hilo. En este sentido, si enceras tu propio hilo de lino, podrás ahorrar algo de dinero.

Cartón para el lomo

El cartón de encuadernación perfecto debe ser estable y denso, y no debe hacer que el material que lo cubra se deforme al pegarlo encima. A veces, el material se encoge cuando se seca la cola, lo que hace que el cartón se ahueque por un lado.

lomos

También puede ocurrir lo mismo con las guardas cuando se pegan a las tapas. Así que antes de pegar nada, deberías asegurarte de que al tirar de la guarda la longitud sea la misma que la de la cubierta.

El cartón de encuadernación está hecho de pulpa, no contiene adhesivos ni está laminado. Este cartón se fabrica prensando de forma hidráulica láminas de pulpa húmeda una encima de otra. Este proceso elimina el agua y compacta las fibras, reduciendo la dimensión en casi un 50%.

El cartón producido con este método es resistente a la deformación y tiene una mayor densidad que otros cartones del mismo grosor, lo que hace que sea más adecuado como material de encuadernación.

También es posible usar cartón prensado, que es similar al usado en la contraportada de los cuadernos.

En concreto, se puede usar en los libros que tengan unas medidas inferiores a 18 por 23 centímetros.

Si el libro es más grande, asegúrate de que el cartón sea rígido, ya que en caso contrario la encuadernación se puede debilitar con el paso del tiempo. Para ello, se puede usar cartón de dibujo, el cual es más rígido y evita la deformación.

Este cartón puede estar hecho de una, dos o tres capas. Si el libro es excesivamente grande y necesita tapas todavía más resistentes, entonces es posible combinar dos cartones de dibujo y usarlos como uno. Esto se puede hacer pegándolos entre sí y prensándolos durante unas 12 horas mientras se secan usando pesos.

Tarlatana

La tarlatana es la tela que se pega para cubrir las cintas y las signaturas después de terminar la costura. La finalidad principal de la tarlatana es unir todas las signaturas entre sí a la vez que garantiza que el lomo del libro se mantiene flexible.

tarlatana

Una tarlatana ideal tiene suficiente espacio entre los hilos que la forman, además de ser duradera.

La primera característica permite que la cola penetre fácilmente y se pegue bien por la cinta y las signaturas. En cuanto a la segunda característica, permite que la tarlatana soporte la flexión reiterada.

Para su uso como material de encuadernación, las opciones de tarlatana más adecuadas son el lino blanco y la muselina, debido a su gran durabilidad.

La muselina también está disponible sin blanquear, pero es posible que empeore el aspecto, ya que puede verse a modo de sombra a través de las guardas, especialmente si son delgadas. Por lo tanto, es preferible la muselina blanca.

Cola

Desde tiempos antiguos, para encuadernar se ha usado un adhesivo hecho de harina de trigo. Este pegamento no sólo es barato, sino que también proporciona resultados muy buenos, haciendo que la encuadernación dure generaciones.

Mi favorita:

Además, es más seguro que otros adhesivos modernos que contienen grandes cantidades de productos químicos, los cuales pueden reaccionar con el papel y otros materiales de encuadernación, acortando así su vida útil.

La cola o engrudo de harina de trigo se puede hacer fácilmente en casa. Para ello, vierte en una cacerola una taza y media de agua. Luego, añade unas cuatro cucharadas de harina blanca al agua, pero hazlo en cantidades muy pequeñas.

Al mismo tiempo, revuelve bien la mezcla usando un tenedor o unas varillas. Calienta la mezcla y remueve constantemente hasta que el agua empiece a hervir.

Recuerda que es muy importante remover, ya que evita que la mezcla se queme y se pegue al fondo de la cazuela. En cuanto la pasta se haya secado, fíjate en su consistencia. Si parece demasiado espesa, añade más agua.

Esta cola casera se puede guardar a temperatura ambiente durante bastantes días. Sin embargo, si se mete en la nevera en un recipiente hermético, su vida útil se puede prolongar hasta tres semanas. Si empieza a crecer moho en la cola, tírala y prepara más.

Tela

En el mercado hay una amplia variedad de telas con colores atractivos, diseños bonitos, y distintas texturas y tejidos. Sin embargo, no todas se pueden usar como material de encuadernación.

Esto se debe a que no todas las telas tienen la misma flexibilidad, ni la misma resistencia al manipularlas, y se comportan de manera distinta al pegarlas a otros materiales.

Éste último punto, por motivos obvios, es el más importante. El motivo es que condiciona la resistencia y la duración de la encuadernación.

tela

Antes de elegir una tela, pruébala según dos métodos distintos para asegurarte de que escoges la adecuada.

Para la primera técnica, aplica un poco de cola en la tela y pégala a un trozo pequeño de cartón. En cuanto al segundo método, pon un poco de adhesivo en la superficie del cartón e intenta pegarle la tela.

Por último, observa la cola: si se asienta y se queda en su sitio al fijar la tela, entonces es posible usarla. Sin embargo, en otros casos la cola podría traspasar la tela y verse en la portada del libro.

Esto creará una mancha muy visible cuando la cola se seque. Además, si la calidad de la cola o de la tela es baja, la primera puede hacer que el color de la segunda tenga un aspecto más apagado, o incluso puede cambiar el tono debido a reacciones químicas en los tintes.

Teniendo en cuenta todos los factores, la tela más adecuada es el bocací o bucarán. Tiene sus desventajas, pero quedan compensadas por el hecho de que esta tela no deje aparecer la cola en la superficie exterior.

El bocací está tejido de una forma especial que hace que la cola no lo traspase. Sin embargo, esta tela es rígida y no se puede manipular ni doblar con facilidad.

Por lo tanto, es difícil pegarla en el cartón. El efecto general es bueno porque no aparecerán manchas de cola en la cubierta, lo que compensa los problemas.

Eligiendo las herramientas y el material de encuadernación correcto

Para encuadernar es necesario utilizar una gran variedad de herramientas. Algunas de ellas están presentes en todos los hogares, mientras que otras se pueden comprar con facilidad. Sin embargo, hay algunas que también se pueden preparar con métodos sencillos.

Escuadra

Una escuadra es un material de encuadernación obligatorio para cortar el papel y el cartón con precisión.

Ahora de ofertaBestseller No. 1
Escuadra Carpintero 180mm, Escuadra Combinada 300mm, Metalicas Carpintero con Nivel de Burbuja,Lápiz Metálico e 12 minas de lápiz para carpintero medir y marcar
  • 【Juego de Reglas de ángulos de Carpintero】: El Carpenter's Angle Ruler Set contiene una regla triangular y una combinación de ángulos, así como un...

El tamaño recomendado es de unos 40 por 60 centímetros.

También las hay más pequeñas, pero es mejor usar un modelo profesional hecho de acero porque tiene más peso, de manera que no se deslizará ni se moverá de su sitio durante la operación de corte.

Regla de acero

La regla se utiliza para varias finalidades a la hora de encuadernar libros. Esto incluye medir, cortar, doblar, recortar y otras tareas que requieren el uso de un borde recto y afilado.

Bestseller No. 1

Si puedes, intenta comprar una que tenga un reborde para evitar que te cortes los dedos, lo que te garantizó que te pasará varias veces si utilizas una regla normal de acero.

Cúter y base de corte

Una base de corte y un cúter son fundamentales cuando vayas a comprar material de encuadernación.

Bestseller No. 1

El cúter debería tener un mango largo que te proporcione un agarre firme, a la vez que hace que sea una herramienta segura de usar.

La cuchilla debería ser sustituible, o tendría que poder afilarse en caso de que sea necesario. Una buena opción es un cúter de marca Stanley.

Por su parte, la base de corte debería ser tan grande como te puedas permitir dentro del espacio del que dispongas.

Cuchilla de afeitar

Aunque puedes usar el cúter para todo tipo de tareas de corte, si tienes que cortar papel lo mejor es usar una cuchilla de afeitar. Al estar hecha de acero extremadamente fino y afilado, una cuchilla de afeitar corta el papel en trozos con bordes muy finos.

Bestseller No. 1
25 cuchillas de afeitar Astra Platinum
  • 25 cuchillas de afeitar Astra Platinum fabricadas en Rusia

Si puedes mantener un buen agarre, también puedes usar una cuchilla de afeitar para cortar cartón. En mi caso, utilizo cuchillas de marca Feather para afeitarme, ya que están entre las más afiladas y de mayor calidad que se pueden comprar (¡están hechas en Japón!). De esta forma, aprovecho y también las uso para cortar papel, lo que me viene genial.

Eso sí, es posible que tengas que enfrentarte a un problema: a menos que sostengas la cuchilla perpendicular a la superficie, si ejerces presión sobre ella podrías llegar a romperla con facilidad.

Tijeras

Las tijeras te harán falta para cortar tela.

tijeras

A la hora de comprar material de encuadernación, busca unas tijeras de alrededor de 20 centímetros con mango acodado, lo que puede mejorar el agarre.

Tabla de plegado

Una tabla de plegado permite plegar correctamente el papel y la tela. No hace falta que la compres, ya que se puede hacer con facilidad usando un trozo plano de madera lijada.

Doblador de papel

Aunque es posible comprarlo, igual que ocurre con la tabla de plegado, se puede hacer en casa. De esta forma, podrás hacer uno adaptado a tus necesidades y elaborar una herramienta más eficaz que las que ya vienen hechas.

Aguja para doblar

¿Quieres que tu trabajo tenga una calidad extremadamente alta? Pues hazte con una aguja para doblar. Eso sí, ten en cuenta que se trata de otro material de encuadernación que deberías hacer en casa.

Tarjeta con ángulo recto

Una tarjeta con ángulo recto tiene forma de cuadrado, y se utiliza para darle forma cuadrada a la cabeza del libro antes de ponerle la tarlatana. Se puede usar una escuadra para esto mismo pero, ¿por qué no optar por una opción más práctica?

Tarjeta cuadrada

Como su nombre sugiere, puedes usar la tarjeta cuadrada en todo tipo de tareas que requieran un cuadrado. Un ejemplo de esto podría ser inspeccionar el saliente de los cartones de la cubierta.

Bastidor de costura

Un bastidor de costura pude facilitarte un montón las tareas de costura, ya que te libera ambas manos para esa finalidad y no tendrás que sujetar los materiales con una mano y la aguja con la otra.

Además, puedes usar el bastidor para tensar las cintas de encuadernar en las posiciones adecuadas, y usar la plataforma para extender las signaturas.

Como en casos anteriores, se trata de un material de encuadernación que puedes hacer en casa. Sin embargo, es posible que al usarlo para tensar la cinta de encuadernar no funcione tan bien como los bastidores disponibles en el mercado.

Por lo tanto, a pesar del aumento significativo del coste, es recomendable usar un bastidor de costura comercial, ya que te puede proporcionar toda la comodidad deseable a la hora de encuadernar libros.

Pero si te interesa hacer uno tú mismo, en Internet hay multitud de planos e instrucciones para construir este tipo de soportes.

Prensa

La prensa es probablemente el material de encuadernación más importante que vas a necesitar. Así que añádelo a la lista de la compra, porque no podrás reemplazarla con otra opción.

Es posible elaborar esta herramienta en casa a cambio de una pequeña fracción del coste. Sin embargo, la mejor opción es comprar una prensa ya hecha, puesto que será más efectiva y práctica.

Existen muchos tipos de prensas: de dorar, de acabado, verticales, etc. Una prensa de acabado sólo podrá serte de ayuda con pocas tareas, mientras que una de dorar se puede utilizar para todo tipo de trabajos y cubre las funciones de una prensa de acabado. Por lo tanto, si vas a comprarla, deberías optar por una prensa de dorar.

En general, una prensa se fabrica usando madera dura. Guárdala en un sitio fresco y seco, y siempre estará como nueva. Sin embargo, déjala en una zona cálida y húmeda, y pronto verás cómo se echa a perder.

En ese caso, se deformarán las partes de madera, lo que es especialmente perjudicial en el caso de los tornillos hechos de este material.

Brochas para encolar

Cuando vayas a comprar material de encuadernación, hazte con una brocha para encolar. Tiene una longitud de unos 18-20 centímetros, y podrás usarla para todo tipo de trabajos. También deberías comprar un pincel del número 5 para tareas más delicadas.

Los pelos de este pincel serán más cortos y rígidos, y te proporcionarán mejores resultados. Por ejemplo, si quieres encolar esquinas biseladas, harás un mejor trabajo usando un pincel para pintura al óleo que con una brocha normal para encolar.

Cuando busques un pincel, asegúrate de que los pelos sean lo bastante rígidos y no demasiado cortos. Además, deberían ser ligeramente elásticos, ya que un pincel blando no servirá para extender la cola.

Punzón

Se puede comprar con facilidad en una tienda, pero es otro material de encuadernación que deberías hacer en casa. Eso sí, asegúrate de que sea lo bastante delgado y que tenga una punta afilada.

Bestseller No. 1
Rayher Aguja para perforar, Natural, barnizada, Bolsa 1 Pieza, 8,3cm
  • Contenido: punzón, tamaño: 4, 5cm, tamaño de la aguja: 3cm

Cuando vayas a comprar material de encuadernación, es posible que te encuentres con una lezna, pero evita este tipo de punzón porque es demasiado basto y ancho.

Cera de abeja

La cera de abeja se utiliza para tratar el hilo. Si compras algo más de 100 gramos, te durará mucho tiempo.

Papel de lija

Compra papel de lija de grano 120 que esté hecha de carburo de silicio. Corta la hoja en cuatro trozos, y tendrás suficiente para varios libros.

Alfileres

Puedes comprar alfileres afilados de tamaño 1/5, o alfileres de sombrerero de tamaño 3/9. Asegúrate de que los ojales permitan pasar el hilo con facilidad.

Papel de deshecho

Puede que te resulte sorprendente, pero necesitas tener a tu disposición papel de deshecho para poder hacer el encolado con facilidad y luego tirarlo a la basura. Te servirá con un papel que tenga unas medidas de alrededor de 35 por 43 centímetros.

Papel vitela

Frota todos los materiales encolados en una hoja de papel vitela (¡no papel de calco normal!), ya que tiene una superficie lisa y es casi transparente. De nuevo, el tamaño recomendado es de unos 35 por 43 centímetros. Eso sí, ten en cuenta una cosa: evita usar papel de periódico (tampoco lo uses como papel de deshecho), ya que es posible que acaben apareciendo manchas de tinta en tu trabajo, y pueden ser muy difíciles de limpiar.

Mesa de trabajo

La característica más importante de la mesa de trabajo que utilices es que debería tener una superficie plana y lisa.

Puedes usar una única mesa larga de madera, o bien unir dos o tres mesas más pequeñas. Luego, sólo tendrás que cubrir la superficie con papel de embalaje, de manera que no haya grietas ni arrugas. Acuérdate de pegar bien el papel por todos los lados.

Es posible usar cualquier parte de la mesa para cualquier tarea. Sin embargo, se recomienda que la dividas en tres partes, y que dediques cada una de ellas a una tarea específica. Esto te permitirá estar seguro de disponer en todo momento de todo tu material de encuadernación en el lugar adecuado.

Además, será menos probable que eches a perder el trabajo al mancharlo de cola o haciendo cualquier otra cosa. Por ejemplo, podrías usar un lado para tareas de corte y plegado, y dedicar el otro lado para encolar. En ese caso, podrías usar el centro para coser.

En cualquier caso, asegúrate de cubrir la sección dedicada a cortar con una lámina adicional de cartón grueso, para así proteger la superficie de la mesa. De esta manera, podrás realizar cortes más limpios en el papel.

Toma nota de algunas cosas más

  • Coloca tu mesa en un lugar en el que haya luz abundante. Puedes hacer que la estancia parezca más iluminada si utilizas tubos fluorescentes o un par de lámparas de techo. Además, coloca una caja de cartón o un cubo de basura grande cerca de tu mesa, de forma que puedas deshacerte de todos los desechos. Por otro lado, también deberías tener cerca trapos de algodón y una vasija con agua, de forma que te puedas lavar las manos, las herramientas y la superficie cuando hayas acabado el trabajo de encolado.
  • Mantén en todo momento algunos pesos sobre la mesa, los cuales te harán falta cuando tengas que prensar los materiales. Puedes usar unos ocho libros pesados o seis ladrillos. Si vas a usar ladrillos, asegúrate de que estén limpios, o cúbrelos con papel limpio para que no estropeen tu trabajo.
  • Cuando termines el trabajo, necesitarás un sitio donde puedas dejar que se seque. Intenta reservar una mesa separada para esto. Si no es posible, utiliza tu mesa de trabajo.

Una vez que dispongas de este material de encuadernación, lo tendrás todo disponible para empezar a aprenderlo todo sobre este arte.