Diario de gratitud

5,99 

Categoría:

Descripción

Imagina cómo te sentirías al empezar cada día con un estado de ánimo positivo, lleno de energía, listo para enfrentarte al mundo. En lugar de repetir mentalmente todos los problemas de tu vida y taparte la cabeza con las sábanas, eliges tomar el control de tu mente y centrarte en lo bueno.

Día tras día aprecias más la vida y te sientes más feliz. Deja de poner los ojos en blanco. No es un concepto tan descabellado o idealista. Hoy te enseñamos cómo utilizar nuestro diario de gratitud.

Beneficios del diario de gratitud basados en la ciencia

Según Robert Emmons y Michael McCullough, los principales investigadores sobre la Gratitud, sus investigaciones sobre los diarios de gratitud han demostrado beneficios como:

  • Mayor conexión con los demás
  • Mayor alegría personal
  • Dormir mejor
  • Hacer ejercicio con más regularidad
  • Disminución de los síntomas de dolor físico

¿Por qué?

A nivel subconsciente, llevar un diario de gratitud ayuda a contrarrestar nuestro sesgo de negatividad.

Si alguien te hace un cumplido por tu nuevo corte de pelo o tu nuevo atuendo, es probable que no lo recuerdes más allá del momento en cuestión. Sin embargo, si alguien no está de acuerdo con tu estilo, es probable que lo recuerdes para siempre.

Criticar y centrarse en los problemas resulta fácil. Para la mayoría de nosotros, apreciar y centrarnos en lo bueno requiere esfuerzo.

Si llevas un diario de gratitud, desarrollarás una práctica que te hará responsable de desarrollar el aprecio y disfrutar de días más felices.

Traducir los pensamientos a un lenguaje concreto -ya sea oral o escrito- tiene ventajas sobre el mero hecho de pensarlos: Te hace más consciente, profundizando el impacto emocional.

En el estudio de Emmons y McCullough, descubrieron que en comparación con los que no anotaban sus “bendiciones” cada noche, los participantes en la condición de gratitud declararon dormir más horas cada noche, pasar menos tiempo despiertos antes de dormirse y sentirse más descansados al despertarse.

Escribir un diario de gratitud hará que estar agradecido sea tan natural como respirar. Ocurre sin que te des cuenta. Es como utilizar un cepillo de dientes, a diario, para tu mente.

Veamos más en profundidad estos beneficios:

Mejora del estado de ánimo

Al centrarte en los aspectos positivos de tu vida, es más probable que desarrolles una perspectiva más optimista. Esto puede mejorar tu estado de ánimo general y reducir los sentimientos de tristeza o depresión.

Incremento de la resiliencia

Reconocer y agradecer las cosas buenas, incluso en momentos difíciles, puede ayudarte a desarrollar una mayor resiliencia. Esto te hace más capaz de manejar el estrés y las adversidades.

Fomento de la autoestima

Al escribir sobre tus experiencias positivas y lo que agradeces, puedes comenzar a verte a ti mismo y a tus logros de una manera más positiva, lo que aumenta la autoestima.

Mejora de las relaciones interpersonales

La gratitud puede hacer que seas más amable y empático, lo que puede mejorar tus relaciones con los demás. Además, puede aumentar tu aprecio por las personas en tu vida, lo que a su vez puede fortalecer tus relaciones.

Promoción del bienestar físico

Algunos estudios sugieren que las personas que practican la gratitud regularmente pueden experimentar menos dolores y molestias y sentirse más saludables en general.

Mejor calidad del sueño

Reflexionar sobre aspectos positivos antes de dormir puede reducir los pensamientos preocupantes y promover un sueño más tranquilo y reparador. Eso indica este estudio.

Aumento de la presencia mental

La práctica de la gratitud puede ayudarte a vivir más en el presente y a apreciar los momentos a medida que ocurren, en lugar de siempre estar buscando lo que viene después o preocupándote por el pasado. Así se indica en este estudio.

Reducción del materialismo

Al enfocarte en lo que ya tienes y agradecerlo, es posible que encuentres menos necesidad de buscar la felicidad en las posesiones materiales.

Desarrollo de la paciencia

La gratitud puede ayudarte a desarrollar una actitud más paciente y tolerante, reduciendo la impulsividad y fomentando una toma de decisiones más reflexiva.

Aumento del optimismo

Mantener un diario de gratitud puede reforzar una actitud optimista hacia la vida, lo que a su vez puede tener efectos positivos en diversos aspectos de tu vida, como el trabajo y las relaciones personales. Así lo explican en este estudio.

Cómo llevar un diario de gratitud

Muchas personas tienen grandes intenciones cuando quieren practicar la gratitud, pero por desgracia no lo hacen de la forma correcta.

Oímos a la gente decir que están agradecidos por el buen tiempo, por su pareja o por su nuevo iPhone, y luego continúan rápidamente con su día. La gratitud se queda en algo muy general y no llega a calar.

He aquí dos formas clave de practicar eficazmente la gratitud de forma poderosa, para que todos esos buenos sentimientos se adhieran a un nivel básico y seas realmente más feliz.

Conecta con algo específico

Cuanto más detalladamente escribas por qué estás agradecido, más fácil te resultará conectar con la emoción.

Piensa en tu libro favorito. Por lo general, los autores no se limitan a describir algo sin rodeos, sino que entran en detalles para ayudar al lector a visualizar la escena. Los novelistas no se limitan a decir «conducía un coche», sino que dicen «conducía un Mustang negro que sonaba como si guardara rencor».

Por ejemplo, hoy puedes escribir: «Estoy agradecido a Juan».

¿Te sientes realmente bien escribiendo eso? Si no es así, concreta. ¿Qué hay en John que te hace sentirte agradecido?

Importa menos lo que escribes; importa más lo que experimentas y sientes

Inevitablemente, escribir agradecimientos te parecerá repetitivo. Tras el subidón inicial de centrarse en lo bueno, muchos anotadores tiran la toalla porque seguir escribiendo lo que agradecen les hace sentir que no tienen vida, que no hacen más que seguir el procedimiento.

Pongamos como ejemplo a Javier.

Javier escribía todos los días las mismas cosas por las que estaba agradecido y se cansó de la repetición. Le preguntamos sobre qué escribía.

Javier dijo que escribía que estaba agradecido por su inteligente mujer, su adorable golden y su buena salud.

Cuando le preguntamos dónde sentía esa gratitud, Javier se quedó en blanco. Dijo que normalmente sólo pensaba en la gratitud y ponía el bolígrafo sobre el papel.

Cuando nos preguntamos por qué estamos agradecidos, hacemos todo lo posible por esperar a que el sentimiento se manifieste antes de poner el bolígrafo sobre el papel. Intentamos visualizar nuestra gratitud y por qué nos importa realmente.

Este sentimiento suele producirse en nuestro pecho, ese lugar donde sentimos la intensidad de un nuevo amor y la emoción.

Al esperar un poco más esa sensación, sabemos que procede de un lugar más profundo donde somos capaces de afectar a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Esta es la forma de llevar un diario de gratitud.

Tómate un momento para experimentarlo tú mismo.

¿Por qué estás agradecido? De verdad. Ahora mismo.

Ponte la mano en el pecho, justo sobre el corazón. Vamos. Siente esa sensación en lo más profundo.

ESO es gratitud.

El pensamiento suele llegar rápidamente, pero el sentimiento tarda un poco más. Esperar a la emoción -la maravilla y el asombro- marca la diferencia cuando el bolígrafo toca el papel.

¿Qué debo escribir en un diario de gratitud?

Cuando empiezas, puede ser fácil pensar en gratitudes para escribir al azar, pero a pesar de tener las mejores intenciones de escribir listas que llenen el alma, inevitablemente te enfrentarás al «bloqueo de la gratitud».

A partir de aquí tienes una opción: escribir rápidamente una gratitud general intelectualizada (¡la paz mundial!), tomarte un momento para «sentir antes de escribir» (¡pero tengo que salir por la puerta para ir a trabajar!) o la opción 3.

¿Qué es la opción 3, te preguntarás?

Es la forma en que Tim Ferriss (autor superventas de La semana laboral de 4 horas, El chef de 4 horas y El cuerpo de 4 horas) escribe las gratitudes.

¿Cómo practica Tim la gratitud?

En lugar de pensar en agradecimientos al azar cada día, utiliza categorías:

  • Relaciones: Una antigua relación que realmente te ayudó
  • Una oportunidad que tienes hoy
  • Algo estupendo que ocurrió o viste ayer
  • Algo sencillo cerca de ti (nubes en el exterior, un bolígrafo que tengas en la mano, etc.)

En lugar de intentar colorear con todos los lápices de gratitud de la caja, utiliza sólo unos pocos. ¿Y si hoy sólo te centras en las relaciones por las que estás agradecido? ¿O en las cosas que agradeces de tu salud? ¿O en todos los programas de Netflix sin los que no puedes vivir?

Solemos descubrir que tener un día en el que seleccionas una «categoría» ayuda a generar ideas de gratitud más rápidamente.

Ideas para un diario de gratitud

Profundizando un poco más en las categorías, aquí tienes ejemplos de sugerencias para poner en marcha tu mente. Algunas te llevarán algún tiempo superar tu resistencia o autocrítica iniciales. Profundiza.

Relaciones:

  • ¿Cuál es una antigua relación por la que estoy agradecido?
  • ¿Qué cualidades aprecio en un compañero de trabajo?
  • ¿Qué cualidad admiro de mi pareja?
  • ¿Qué cualidad positiva he recogido de mi amigo?
  • ¿Qué cualidad positiva he recogido de mi madre?
  • ¿Qué cualidad positiva he recogido de mi padre?
  • ¿Qué admiro de los empleados de los lugares que frecuento?
  • ¿Qué cualidad positiva admiro de mí mismo?
  • ¿Qué cualidades positivas de un modelo de conducta valoro?
  • ¿Cómo puede una debilidad mía percibida ser también una fortaleza?

Oportunidades de hoy

  • ¿Qué es lo que más me apetece hacer hoy?
  • ¿Qué oportunidad tengo hoy que la mayoría de la gente no tiene y que puedo apreciar?
  • ¿Qué cosa (que esté bajo mi control) haría que el día de hoy fuera estupendo?
  • ¿En qué soy mejor hoy que ayer?
  • ¿Qué puedo apreciar del tiempo que hace hoy (de forma no cínica)?
  • ¿Qué es lo que aprecio de mi salud?
  • ¿Qué cualidad positiva puedo encontrar en algo que hoy me parezca horrible?
  • ¿Qué puedo apreciar de las aptitudes profesionales que tengo hoy?
  • ¿Qué puedo apreciar/aceptar de mi situación económica?
  • ¿Qué puedo apreciar de mi aspecto hoy?

Oportunidades pasadas

  • ¿Qué es lo bueno que me ha pasado durante el día?
  • ¿Qué obstáculo he superado que aprecio de mí mismo?
  • ¿Qué he apreciado de un trabajo anterior?
  • ¿Qué admiro de mi infancia?
  • ¿Qué experiencia pasada que me sentó mal en su momento puedo apreciar ahora?
  • ¿Qué agradezco haber aprendido en la escuela?
  • ¿Qué es lo que aprecio de mis antepasados que me permitió vivir la vida que tengo?
  • ¿Qué aprecio de la comida que he comido (o no he comido) hoy?
  • ¿Qué vista vi ayer que me resultó agradable?
  • ¿Qué olor percibí ayer que me resultó agradable?

¿Por qué elegir nuestro diario de gratitud?

En la búsqueda de una vida más plena y consciente, elegir el diario de gratitud adecuado es esencial.

Nuestro diario no es solo un cuaderno; es una herramienta cuidadosamente diseñada para guiarte en un viaje de auto-descubrimiento y aprecio. Descubre por qué nuestro diario de gratitud es la mejor opción para ti.

Características únicas de nuestro diario de gratitud:

  • Diseño inspirador: Cada página de nuestro diario de gratitud está diseñada para inspirarte. Con un diseño atractivo, te invitamos a reflexionar y escribir con alegría.
  • Estructura guiada: A diferencia de los diarios convencionales, nuestro diario de gratitud ofrece una estructura guiada que te ayuda a enfocarte en los aspectos positivos de tu vida, facilitando el hábito de la gratitud.
  • Calidad premium: Entendemos la importancia de un buen soporte para tus pensamientos. Por eso, nuestro diario de gratitud está hecho con materiales de alta calidad para asegurar durabilidad y una experiencia de escritura placentera.
  • Enfoque en el bienestar integral: Nuestro diario no solo te ayuda a registrar gratitud, sino que también incluye secciones para el seguimiento de tus emociones y bienestar general, haciendo de la auto-reflexión una práctica completa.

Conclusión

Incorporar un diario de gratitud en tu rutina diaria es un pequeño cambio con grandes recompensas. No solo mejora tu estado de ánimo y calidad de sueño, sino que también fomenta una actitud positiva que se refleja en todos los aspectos de tu vida. Nuestro diario de gratitud es más que un producto; es una puerta hacia una vida más rica y satisfactoria. Empieza hoy tu camino hacia la gratitud y observa cómo florece tu vida.