chaqueta esqui niño

Chaqueta esquí niño: ¿cuál deberías comprar en 2024?

¿Pensando en comprar chaqueta esquí niño? le preguntamos a nuestros lectores que habían comprado una en los últimos meses, qué nota la daban a su modelo.

Estos fueron las 2 ganadoras más votados, para que lo puedas tener como referencia como mejores modelos.

Ahora de ofertaBestseller No. 2
CMP - Chaqueta infantil Knit-Tech con capucha fija, Antracita-Arrecife, 140
  • Chaqueta adecuada para acompañar todas tus experiencias al aire libre

Comprar una chaqueta de esquí para niño no es lo mismo que comprar una chaqueta para el día a día, ya que en el caso de la ropa esquí niños baratas hay que tener en cuenta más cosas.

Así que a continuación explicaremos las distintas características que hay que considerar al comprar una chaqueta de esquí para niño, así como las diferencias entre estas chaquetas, incluyendo algunos modelos nuevos que crecen con tu hijo.

Tipos de chaqueta de esquí para niños

Es posible que parezca que sólo hay un tipo de chaqueta de esquí para niño, pero en realidad hay tres tipos que podrás encontrar de forma habitual.

Se trata de las chaquetas aisladas, los cortavientos y las chaquetas 3 en 1. No te preocupes si ahora mismo no sabes a cuáles nos referimos, ya que distinguirlas es muy sencillo:

Chaquetas aisladas

Se trata del tipo más habitual de chaquetas de esquí para niños, y son las más adecuadas para los niños que practican este deporte.

Una chaqueta aislada, como su nombre sugiere, es una chaqueta de esquí que posee aislamiento incorporado.

Estas chaquetas aisladas ofrecen calidez, durabilidad y son impermeables, por lo que proporcionan una amplia protección en las pistas.

Cortavientos

Los cortavientos proporcionan una capa protectora contra el viento y el agua sin aislamiento interno.

Normalmente las utilizan los niños esquiadores más exigentes, ya que ofrecen más maniobrabilidad al carecer de aislamiento que añada volumen.

En los días más templados, estos cortavientos se pueden llevar sólo con una capa por debajo y seguir protegiendo de la humedad y el viento.

Chaquetas 3 en 1

Las chaquetas de esquí 3 en 1 son cada vez más populares, ya que son más versátiles que las aisladas o los cortavientos.

Una chaqueta 3 en 1 aúna lo mejor de los otros dos tipos, ya que se trata de cortavientos que poseen un revestimiento interior unido mediante una cremallera.

Cuando este revestimiento está unido, se tiene el equivalente a una chaqueta aislada. En caso contrario, se puede usar como cortavientos.

Qué buscar en una chaqueta de esquí para niño

A la hora de comprar una chaqueta de esquí para niño, podrás ver que indican distintos números y especificaciones.

Por lo tanto, a continuación explicaremos a qué tienes que prestar atención exactamente para comprar una buena chaqueta de esquí para niño, y desmitificaremos las especificaciones y la jerga que se utilizan para describirlas.

Durabilidad del tejido

Las chaquetas de esquí están diseñadas específicamente para practicar este deporte.

chaqueta esqui niñoPor lo tanto, proporcionarán más durabilidad que las chaquetas para uso cotidiano que es posible encontrar en unos grandes almacenes.

Una chaqueta de esquí para niño puede funcionar sin problemas como chaqueta para el día a día, pero no recomendamos llevar una chaqueta comprada en un hipermercado para ir a esquiar.

Teniendo en cuenta la tecnología única usada en las chaquetas de esquí, así como el esfuerzo en hacer que sean duraderas, puedes confiar en que resistan todas las salidas que hagáis para ir a esquiar.

Mira las especificaciones del producto y presta especial atención a la sección relativa al material exterior para comprobar exactamente qué es lo que tiene de especial la chaqueta de esquí para niño que estés viendo.

Impermeabilidad

La impermeabilidad se mide en milímetros. Esta especificación indica la cantidad de agua que pude soportar el tejido antes de que deje de ser impermeable.

Normalmente se indicará con algo parecido a “2.000mm”. Por supuesto, la cantidad variará dependiendo de cada chaqueta.

La impermeabilidad de las chaquetas de esquí para niños oscila entre 1.000 y 20.000 milímetros, aunque normalmente ronda los 5.000 milímetros.

Eso sí, recuerda que una impermeabilidad mayor hace que el precio aumente.

Transpirabilidad

Una buena chaqueta de esquí debe ser impermeable pero al mismo tiempo transpirable.

Esto quiere decir que no dejará que la humedad del exterior se introduzca, pero al mismo tiempo expulsará el sudor y la humedad del interior.

La transpirabilidad se indica mediante la velocidad de transmisión del vapor (MVTR, por sus siglas en inglés), la cual se mide en gramos.

En concreto, esta velocidad se mide en una escala de 24 horas, y el número indica la cantidad de gramos de sudor que pueden escapar por cada metro cuadrado de tejido de la chaqueta.

La transpirabilidad de una chaqueta de esquí para niño puede oscilar entre los 2.000 y los 20.000 gramos, siendo los valores más elevados los propios de las chaquetas de gama más alta.

Costuras selladas

Las costuras selladas se refieren a que las uniones de la chaqueta están realizadas no sólo mediante hilo, sino también mediante una cinta impermeable que ofrece un sellado completamente funcional resistente al agua.

Es posible que esto no parezca gran cosa, pero una chaqueta de esquí está llena de uniones, las cuales pueden actuar como pequeños huecos por los que se cuele la humedad.

Al estar selladas con una cinta no tendrás ninguna duda de que estarás protegido en cualquier circunstancia.

Normalmente hay dos tipos de costuras selladas en las chaquetas de esquí para niños: costuras totalmente selladas y costuras críticas selladas:

  • Costuras totalmente selladas: se refiere a que todas las costuras de la chaqueta están selladas con cinta impermeable. Normalmente se encuentran en las chaquetas de gama media y alta.
  • Costuras críticas selladas: Quiere decir que sólo las costuras que resulten críticas en la chaqueta están selladas. Sigue siendo una excelente opción, y se encuentra en las chaquetas de esquí más baratas.

Ajuste

El ajuste se refiere a la forma de la chaqueta, y puede ser ceñido, normal o suelto. El ajuste que prefieras dependerá de cuál sea tu estilo favorito.

  • Ajuste ceñido: se ajusta a la silueta, por lo que se ciñe tanto en los hombros como en el cuerpo y en la cintura. Se trata de chaquetas con un ajuste más activo que queda más pegado al cuerpo.
  • Ajuste normal: es el ajuste estándar, que se ciñe sólo debajo de la cintura. Estas chaquetas ofrecen un ajuste que queda bien sin apretar demasiado, y proporcionan la sensación de ser de la talla correcta.
  • Ajuste suelto: es un ajuste más amplio, que se ciñe poco o nada y que deja más espacio en la zona de los hombros y el pecho. Estas chaquetas proporcionan más espacio para ir más cómodo y para llevar más capas de ropa por debajo.

Características adicionales en una chaqueta de esquí para niño

Capucha

Vale, sí, casi todas las chaquetas tienen capuchas. Sin embargo, las de esquí tienen capuchas especiales.

En una chaqueta de esquí, la capucha suele proporcionar ajustes para que puedas ceñirla alrededor de la cabeza.

De esta manera, podrás usar la chaqueta para esquiar con comodidad sin que la capucha se desajuste o se mueva.

Además, las capuchas de las chaquetas de esquí tienen un tamaño algo mayor, de manera que se puedan llevar cómodamente por encima de los cascos de esquí.

Por otro lado, también es posible quitar la capucha de estas chaquetas. De esta forma, dependiendo de cuál sea tu preferencia o de las condiciones meteorológicas, podrás esquiar con o sin capucha.

Solapa para ventisca

Al igual que la ropa snowboard, se encuentra en la mayoría de las chaquetas de esquí, y es la solapa que cubre la cremallera frontal para protegerla.

Se trata de otra característica única de las chaquetas de esquí y que no se encuentra en la mayoría de las chaquetas que se pueden comprar en las grandes superficies.

Esta protección adicional no sólo evita que se dañe la cremallera, sino también que se abra mientras estás esquiando.

Por lo tanto, resulta muy importante si vas a comprar una chaqueta de esquí para niño.

Cierres en las muñecas

El cierre en las muñecas es una característica clave de las chaquetas de esquí.

Permite ajustar la chaqueta en la zona de la muñeca, lo que asegurará que la propia chaqueta quede unida al guante y que no se cuele la nieve por ningún hueco.

También funciona bien al llevar la chaqueta de forma casual.

En estos casos, es posible ajustar los cierres para que se ciñan con el fin de proporcionar mayor comodidad, además de ofrecer un aspecto más pulcro.

Protector de cintura

El protector de cintura se puede encontrar en todas las chaquetas de esquí para niños, y se trata del trozo de tejido interno que se puede ceñir al cuerpo.

Al estar en la parte interna de la chaqueta y oculto a la vista, proporciona una solapa aislante que evita que la nieve se meta entre tu chaqueta y las capas internas que lleves puestas.

Para usar la chaqueta en el día a día, es posible dejar sin cerrar este protector.

Cremalleras en las axilas

Las cremalleras en las axilas no las incluyen todos los modelos de chaquetas de esquí para niño, pero sí algunos.

Permiten abrir la zona de las axilas para poder recuperarse de un exceso de calor y permitir que se introduzca algo de aire fresco en la chaqueta.

Algunas de estas cremalleras están recubiertas de una malla, mientras que otras se abren y exponen las capas internas de ropa sin ninguna malla de por medio.

Las cremalleras para las axilas resultan fantásticas para los niños que pasan mucho calor con facilidad, ya que son una manera de refrescarse de forma rápida.

Cuerda en la cintura

Es posible encontrar un montón de cuerdas para ajustar distintas zonas de una chaqueta de esquí para niño, pero en este caso nos referimos a la parte inferior.

Para complementar al protector de cintura, puedes abrochar esta parte de la chaqueta de manera que se ciña más y se una a los pantalones de esquí.

Se trata de una característica que es posible encontrar en todas las chaquetas de esquí para niños.

Bolsillos especiales

Las chaquetas de esquí están repletas de bolsillos, y las de niños no son diferentes.

De esta forma, podrás encontrar un montón de bolsillos en una chaqueta de esquí para niño, pero algunos a los que hay que prestar atención son los pensados para dispositivos electrónicos y para las gafas.

Los primeros suelen ofrecer algo más de protección, con una parte interna que evita los arañazos.

Por otro lado, los bolsillos para las gafas no son más que bolsillos más grandes de lo normal que están pensados para guardar unas gafas de forma segura.